Dialogo multicultural y Fomento de la diversidad

La diversidad cultural entendidas solo desde el punto de vista de las sociedades contemporáneas tiene que ver con diferencias éticas, políticas y económicas, sin embargo también hacer referencia a las creencias e ideas, intereses y preferencias de los individuos en comunidad; además debido a las diásporas se genera una movilidad e intercambio entre los migrantes. La diversidad puede presentarse como factor que nos define, se deriva del lugar de nacimiento, los padres, el sexo, la edad, el color de piel, la manera de pensar y las aficiones; también existen los factores que cada uno decide adoptar como, la ética, las ideas políticas o religiosas, etc.

Las investigaciones académicas que buscan rescatar y fomentar la diversidad cultural que se va acoplando y uniendo desde perspectivas históricas, económicas, políticas, filosóficas o artísticas. De acuerdo a lo anterior la diversidad cultural está conformada por lenguaje, creencias religiosas, del arte, de la música, la estructura social etc. Esto estudios funcionan como formas de resguardo y preservación porque el fomento de la diversidad cultural como universalidad humana propicia intercambio de conocimientos y el enriquecimiento de sus investigaciones.

Así, de acuerdo a la UNESCO[1], la diversidad cultural se refiere al intercambio de la riqueza inherente a cada cultura y a los vínculos que no unen en los procesos de dialogo. Este organismo centra la importancia de la diversidad cultural en el ámbito de la lengua, la educación, la comunicación y la creatividad.

Pero, ¿qué es la cultura?, parece preciso profundizar un poco más en este concepto, para lo que seguiremos atendiendo al mismo organismo que en 1982, firmó y publicó la Declaración de México sobre las Políticas Culturales en la cual se define como el conjunto de los rasgos distintivos espirituales y materiales, intelectuales y afectivos que caracterizan a una sociedad o a un grupo social y que abarca, además de las artes y las letras, los modos de vida, los derechos fundamentales al ser humano, los sistemas y de valores, las tradiciones y las creencias.

¿Por qué es importante la diversidad cultural si el mundo se está mundializando? Las investigaciones arriba mencionadas han podido dar cuenta de lo preocupante que resulta la erosión cultural a causa de la percepción general que se tiene sobre los paradigmas occidentales y que además gracias a las nuevas tecnologías han podido tener mayor alcance.

Por una parte debilita el vínculo en cuanto al sentido del fenómeno cultural al otorgarle atributos de otras experiencias o paradigmas, como lo occidentales, transmitidos por conducto de la tecnología; porque a pesar de que la mundialización es multidireccional se guía por la percepción de los individuos y algunas veces se tiene a preferir ciertas características de culturas externas por considerarlas

En el caso de la migración conduce a nuevas expresiones culturales como pueden ser: lo chicano, o los mazahuacholoskapunks, ambas expresiones transculturales surgidas casualmente de grupos de migrantes marginados en sociedades con paradigmas occidentales y que tratan de reivindicar su diferencia frente a un grupo mayor que los excluye del desarrollo social y económico, pero que además desvaloriza y rechaza la otredad; en el caso de la recepción internacional  puede traer consecuencias importantes para la conservación de la diversidad cultural; como la pérdida del sentido de una celebración cultural y la exaltación de otra muy diferente que solo coinciden en la cercanía de las fechas como lo llega a suceder con el Halloween y el Día de Muertos en México.

La identidad es normalmente resultado de una culturización de reivindicaciones políticas, como lo demuestran las naciones, las religiones, las etnias, la lingüística, las culturas, etc. Construcciones sociales que proporcionan anclaje y sentido de compartir valores comunes. El contexto adopta y elige ciertas formas y modos de vida para conformar una identidad cultural específica cómo puede ser en el caso referido arriba de los migrantes, pero ocurre en todos los casos de reivindicación que genera una consciencia colectiva.

Algunas iniciativas regionales tienen como marcadores de identidad cultural el patrimonio tangible e intangible, las expresiones y los intercambios culturales. El patrimonio intangible se entiende como las expresiones de la tradición oral, las artes y los conocimientos tradicionales; por lo que el patrimonio común es expresión de una herencia cultural que lleva al reconocimiento de las características propias de un contexto y que deben reconocerse, valorarse y respetarse como tales.

Por su parte lo cultural es resultado de los repertorios de significaciones que dan cuerpo a una identidad colectiva y como se apuntó se expresan como tradiciones, fiestas, impulsos creativos. Su comprensión y análisis da cuenta de las diversas formas de relación de unas con otras, la sensibilización a los elementos culturales y comunes; tiene que ver con las interacciones culturales en relación con los demás, los vínculos que se generan entre los diferentes grupos y el sincretismo que pueden generar.

Para generar un dialogo intercultural en el que se eliminen los estereotipos culturales y la intolerancia se deben conjugar el reconocimiento, la protección y el respeto de las características culturales; afirmando y promoviendo los valores compartidos derivados de las propias características.

Por ultimo hay que resaltar la unidad basada en una concepción de cohesión social en la que se integren los diversos componentes culturales. Hay que aprender a relacionarse con los que son diferentes de nosotros, lo cual implica una acción fundamentalmente comunicativa. Es la generación de un dialogo en el que se debe escuchar y tener capacidades de flexibilidad cognitiva, de empatía y humildad. Es un dialogo que depende del conocimiento de uno mismo y la capacidad de pasar de un marco de referencia a otro.

Un dialogo fructífero reside en el reconocimiento de la igual dignidad de los participantes; supone reconocer y respetar las distintas formas de conocimientos, sus modos de expresión, las costumbres y las tradiciones. Por otro lado un dialogo que se exprese libremente tiene que situarse en un contexto de neutralidad en el que se puedan conciliar todos los puntos de vista.

 



[1] Invertir en la diversidad cultural y el dialogo intercultural, informe mundial de la UNESCO.