¿ Qué es una empresa social y como puede ayudar al desarrollo de la población ?

 

Las empresas sociales son organizaciones que viven de sus productos y servicios y que además son capaces de continuar creciendo y creando empleos. Países como EE.UU y Reino Unido cuentan con oficinas específicas para la atención, apoyo y desarrollo de estas empresas que tiene que ver con la cooperación y el compromiso social. Estas empresas por sus características juegan un rol significativo en el desarrollo y crecimiento de los países.

Son un tipo de negocios que tienen la capacidad de generar valor social y crecimiento económico, entre otras cosas porque los aportes que dan suelen ser innovadores en el ámbito social. Las respuestas que ofrecen además de innovadoras son vanguardistas porque suponen avances por la forma de concebir los negocios.

En el ámbito social sus iniciativas están encaminadas al beneficio social poniendo a las personas en el centro para lograr sociedades inclusivas, integradoras e igualitarias, como en el caso de las personas discapacitadas que suelen tener dificultades para entrar al sector laboral. Surgen como respuesta a necesidades sociales y tienen impacto directo en la comunidad porque desarrolla espacios para la participación ciudadana.

Lo gobiernos y organismos internacionales deben impulsar un ecosistema innovador que apoye al fortalecimiento de proyectos y a formarles una buena reputación. Su innovación radica en encontrar nuevas formas de satisfacer las necesidades sociales con estrategias de crecimiento inteligente e integrador.

Hablamos de aquellas empresas, siguiendo a la agencia vasca de innovación, cuyo objeto principal e responder a necesidades sociales no resueltas y crear valor social, en vez de maximizar el lucro. Para saber que hacen hay que entender los criterios principales a los que se apegan.

1. Motivación. Es decir, la puntualización de sus objetivos para impulsar cambio social, que surgen como propuestas ante una problemática específica.

2. Actividad e Impacto social. Se refiere a que para alcanzar el impacto social que se busca se debe tener clara la misión y el tipo de actividades que se realizaran para lograrlo.

3. Modelo de negocios. Son los modos y medios que se proponen las empresas para alcanzar la rentabilidad necesaria para ser auto-sostenibles.

4. Distribución de beneficios. Dado el carácter social que les es inherente, el fin de estas empresas es reinvertir los beneficios en la empresa, o dedicarlos a acciones a favor del objeto social.

5. Capital social y modelo organizativo. Son empresas que antes de ver por el capital económico buscan el bienestar de las personas y el objeto social, por lo que buscan gestionarse a partir de una democracia participativa, es decir en donde se aliente la acción colectiva de acuerdo al interés general.

6. Percepción de la comunidad. Por lo general estas empresas están suficientemente enraizadas y comprometidas con la población en la que se desarrollan. Pero de no ser así es importante trabajar sobre los aspectos de la imagen que tiene la empresa en la comunidad donde se trabaja, demostrando el compromiso aportando beneficios reales en cuanto al desarrollo para la población.

El apegó a estos criterios contribuye a la estimulación de la economía social, apoyados en iniciativas que pueden adoptar diversas expresiones. Tienen un papel clave en el desarrollo de los servicios públicos de protección social, asumiendo tanto tareas de reivindicación de derechos, como de liderazgo en la prestación de servicios, por esto hace surgir una conciencia de la importancia de la lucha contra la exclusión social.

Surgen para dar respuesta a las necesidades sociales ante el retraso por parte de la administración pública, ha influido en su actual protagonismo por la amplia gama de actividades. Las principales las de servicio social, cultural, de apoyo a la vida diaria, de ocio educativo y tiempo libre, pero especialmente de integración, social y laboral de colectivos en situaciones no favorables para su desarrollo.

El ecosistema está conformado por un tejido de diversidad y supone un modelo diferencial de gestión, basado en el liderazgo de lo privado y la orientación al mercado de su actividad. Son un aliado fundamental para la administración pública, pues sus objetivos ayudan a sacar las personas del subsidio público, lo que supone un ahorro para las arcas públicas; por el impacto socio-económico que se genera gracias a estas empresas.

Son empresas que promueven una economía solidaria promoviendo la integración laboral y la inclusión social de personas en situación o riesgo de exclusión. Los emprendedores tiene que aprender a combinar varias fuentes de financiamiento entre las que el destaca el capital filantrópico de empresas privadas, donaciones de fundaciones o dinero de las administraciones públicas, etc., pero también es importante contar con agentes financieros que entiendan los valores, tiempos y procesos que acompañan al emprendedor social.

El emprendedurismo social tiene que ver con consumos enfocados en una causa que pueden tener alcance global con el desarrollo de nuevas tecnologías y las redes sociales al enfocarse en solucionar la realidad. Estas empresas han permitido del desarrollo de la población mediante iniciativas que se adaptan a los contextos, ofreciendo soluciones creativas para problemas como la exclusión social y económica.

A continuación algunos ejemplos de temáticos de los giros que pueden tener las empresas sociales como objetivos, existen empresas que atienden: a la población con discapacidad, a los migrantes, a las poblaciones marginadas, la promoción de herramientas e iniciativas innovadoras, escuelas de liderazgo, redes de apoyo mutuo, capacitación para el desarrollo de competencias y habilidades directivas en finanzas en liderazgo.

Las empresas sociales deben ser rentables para ser sostenibles financieramente sin embargo no es su objetivo fundamental, el cual es más bien la reinversión para incrementar el impacto social. Algunas empresas del sector turístico ofrecen a los viajeros destino, alojamiento y gestionando actividades con los emprendedores locales permitiéndoles el acceso a la industria del turismo, a la gestión de negocios turísticos. Europea de Seguros ha señalado que el turismo solidario tiene una tasa de crecimiento anual de 20%; sus objetivos además de conocer y disfrutar el destino receptor son sobre todo el compromiso de ayudar mediante la participación en proyectos de cooperación.

Este tipo de empresas logran abatir algunas de las problemáticas (desempleo, pobreza, migración), mediante la identificación de las necesidades de las personas como es la dignificación de las condiciones, evitando relaciones laborales abusivas.