¿Qué es el Crowdfunding y cómo funciona?

 

En el contexto actual, las nuevas tecnologías ha dado lugar a nuevas formas de emprender o de innovar en los modelos de negocios, pero sobre todo han permitido la generación de herramientas de internet que pueden aportar valor al aprovechar el poder de los grandes grupo y tecnologías digitales para satisfacer los déficits en las necesidades de financiamiento. El Crowdfunding surge como una alternativa en la que justamente se une el poder de los grandes grupos (crowd) y las necesidades de contar con el recurso financiero (fund).

Como su traducción literal nos los dice es la posibilidad de financiamiento gracias a grandes grupos o fondeo masivo, de personas a quienes se les presenta un proyecto de inversión, que consideran viable y rentable. Funciona como un puente para la brecha existente entre los emprendedores que requieren alguna inyección de recursos para arrancar o crecer su negocio y la oferta de capital económico que confía en los proyectos innovadores, disruptivos. En este sentido, existen propuestas de plan de trabajo guiado por acciones específicas que tienen el objetivo de acelerar el desarrollo sustentable.

Si bien sirve para muchos propósitos, el desarrollo en general se ha centrado en ser una opción y una oportunidad para mejorar la capacidad de los emprendedores, que necesitan fundamentalmente financiación. La campañas de fondeo masivo se desarrollan ante la necesidad los emprendedores de obtener recursos para lo cual será importante involucrar a los sectores público y privado.

Lo primero que se necesita es que el sector público apoye a la configuración del ecosistema permitiendo que las plataformas de crowdfunding actuales que ya operan, a los negocios, los donantes y los inversionistas a partir de la creación de reglas y normativas, para regular las transacciones financieras en línea. Por ello será fundamental el fomento a la confianza de las operaciones en línea garantizando la seguridad[1] de los crowdfunders[2].

En México, el sector público parece estar preparado para facilitar el diseño y la implementación de las leyes necesarias para apoyar el ecosistema de crowdfunding, según el análisis[3] hecho por la AMC[4] para el FOMIN[5], dependiente del BID[6]. El desarrollo de parámetros específicos abrirá oportunidades para los negocios y generar confianza entre los inversionista.

Para la AMC la importancia inherente del crowdfunding no es solamente por la posibilidad de acceder a financiamiento, sino que lleva en si herramientas para la innovación, el emprendedurismo, el crecimiento económico y la cohesión social.

Existe una amplia necesidad de recaudar el capital financiero para establecer y hacer crecer negocios, para lo que el fondeo masivo surge como alternativa para satisfacer este déficit con capital de bajo costo para apoyar el crecimiento y desarrollo de los negocios. Se han logrado establecer plataformas en línea capaces de canalizar el capital a una amplia variedad de proyecto, porque es una herramienta de financiación e inversión alternativa que puede resultar muy adecuada en las condiciones de operación óptimas.

El crowdfunding es una formación de capital donde las necesidades de financiación se comunican a través de convocatoria abierta a un grupo grande de personas. Gracias a las plataformas existentes en internet las propuestas pueden difundirse al instante y al cual todo el público puede tener acceso. El flujo de la información que se genera hace considerable el alcance a posibles donantes e inversionistas.

En general se pueden ubicar dos grandes tipos que contienen cuatro modelos: el tipo no financiero (donaciones y recompensas) y financiero (deudas y acciones); cada uno tiene implicaciones distintas para la promoción de las campañas y para el tipo de participación que busca, por ejemplo, para fondos obtenidos mediante una campaña de recaudación del primer tipo, tendrá que ir dirigida a donantes; mientras que las del segundo tipo buscaran captar la atención de inversionistas.

El conocimiento general sobre el crowdfunding se centra particularmente en el modelo de donaciones, es decir, aquel en el que las aportaciones son hechas de manera filantrópica sin esperar beneficios tangibles, sin recibir ganancias de las utilidades obtenidas. En segundo lugar está el modelo de recompensas se ofrece algún artículo promocional, una muestra del producto o hasta una pre orden.

Como parte del segundo tipo de crowdfunding encontramos los modelos de deudas y acciones. El basado en deuda, tiene que ver con la obtención de un préstamo pagado normalmente con alguna tasa de interés. El modelo de acciones, es aquel en el que el inversionista recibe un porcentaje de las utilidades de acuerdo a su participación accionaria.

Para concluir, algunos puntos importantes para poder desarrollar al máximo el mercado de crowdfunding. Se requieren reformas normativas para aprovechar la capacidad de las tecnologías, construir un mercado a partir de políticas sencillas que describan controles adecuados que generen confianza en la funcionalidad básica, incrementar el flujo de capital a los negocios repatriando el capital que ha preferido mercados más atractivos, y generar incentivos para la inversión extranjera; porque los nuevos emprendimientos exigen el diseño e implementación de reglas y normativas sensatas para poder canalizar los fondos.

 



[1] Países como E.U. y la Unión Europea dan cuenta del avance que ha tenido el Crowdfunding pues han desarrollado leyes y oficinas específicas para la atención de este sector empresarial

[2] Donantes o inversionistas que provee capital a una campaña.

[3] El Crowdfunding en México.

[4] Asociación Mexicana de Crowdfunding.

[5] Fondo Multilateral de Inversiones.

[6] Banco Interamericano de Desarrollo.